Poema XV

"Mi única Esencia"

Parto desde el más profundo sentimiento.
Es así, tan transparente como lo ves.
Cada destello de felicidad en mi corazón
te tiene a ti como único causante.
Le sobran motivos a mis labios
para querer perderse una y mil veces en tus besos. 

 
A todo lo que pienso se suma lo inevitable.
Estás ahí amor, tras cada pensamiento.
En cada mueca de alegría.
En lo recomendable de una sonrisa.
Junto a mi almohada en todos los sueños,
abrigando una a una mis pesadillas.


Es que ya te tengo tan dentro
que siento como si respiraramos el mismo aire.
Son tus suspiros mi gran alivio.


En tus ojos veo dulzura y templanza.
Descansa así la paz de mi alma,
porque tienes el poder de lo simple de una mirada.

De día, es el sol a pleno.
De noche, un manto de estrellas.
Destellas la luz que llevas guardada.
Es que no hace falta ni siquiera una mirada.

Noto que me hablas con toda pureza.
Si hasta ya me imaginé una caricia tuya...
y me fue imposible abrazar tu figura.
Me perdí en tu inmenso calor,
descubriendo que amarte no es un error. 



Por dentro y por fuera,
en esencia y presencia,
simplemente,
eres único y eterno.

Poema XIV

"I Said To You..."


Te lo dije con las dulces fragancias
de rosas rojas sin hojas y espinadas.
Con el sabor del néctar olímpico,
robado a las divinidades olvidadas.

Te lo dije en el viento que sopla
entre tus cabellos de ónice.
Con la lluvia cuando acaricia tu piel,
tu cuerpo pálido... divino tesoro.


Te lo dije con la noche negra,
de estrellas azules y Luna de plata.
Te lo dije con canciones de amor,
con un ardiente canto y una bella sonata.

Te dije que eres para mí puro fuego,
una corriente eléctrica que me recorre entera.
Te dije que cambiaría mi alma por tus brazos,
tus besos y por ti.

Te dije... que te quiero. 

Gritos en Susurros Acallados

Mirar por la ventana y no ver nada, pues ciegos quedan tus ojos.

Solo deseas volver a ver la luz, salir de las tinieblas que envuelven tu vida, tu cuerpo, tu alma... tu ser por completo.

Solo deseas volver a sentir sus labios sobre los tuyos, sus manos recorrer todo tu cuerpo....; su corazón latir al mismo ritmo que el tuyo, de forma desenfrenada.

Que cada una de sus caricias te demuestre su aprecio, tratándote como porcelana viva.
Que sus besos te friten silenciosos el anhelo de poder vivir de los tuyos, bebiendo de tus suspiros.
Que sus ojos hagan querer a los tuyos ahogarse en reflejos cobrizos, si con ello logras ser parte de él.
 Que su aroma nuble tus sentidos y pierdas la noción del tiempo: creyendo el pasado una horrible pesadilla, el presente un verdadero cuento de hadas y el futuro uno de los Trabajos de Persiles y Segismunda.

Quizás solo espere que seques las lágrimas de esta Luna Eclipsada.
Quizás espere que vuelvas a dedicarme letras imbuidas de aquella magia encantada.
Quizás espere que rompas los barrotes de esta jaula ovalada,
liberando con ello a la paloma atrapada.

Pero, ¿qué puedo hacer sino escribir? Dado que con palabras no logro expresarme con total claridad, he aquí estas letras...
¿No las escuchas gritar?


El tick tack del reloj puede llegar a hastiarme... a ahogarme en la oscuridad del eclipse;
pero eso no impide que el tiempo se detenga en aquellos momento de gloria.


Enviaré mis letras lejos echándolas al mar,
esperando la respuesta de su legítimo propietario hasta que la luna se llene,
para así danzar de nuevo ante y para ti.