The Black Mirror

Samuel Gordon recibe la trágica noticia de la muerte de su abuelo, William Gordon. Hacía ya doce años que no lo veía, pues decidió abandonar el castillo donde se alojó hasta los dieciocho años para irse a la gran ciudad. Tras su llegada a Willow Creek, y en el reencuentro con sus familiares, comprueba por sí mismo que la muerte de su pariente no fue precisamente de lo más normal.

Según los indicios, William cayó (o fue arrojado) desde la torre oeste del viejo castillo de la familia, perdiendo la vida al instante en que su cuerpo era golpeado contra las verjas del jardín. Pero, ¿qué o cuál razón fue lo que propició este trágico accidente? Según nos cuentan, su habitación estaba cerrada por dentro y con la llave sin quitar de la cerradura. Estaba solo, y no había forma humana de entrar en el torreón.


Fecha de Salida: 15 de Noviembre, 2003

Desarrollador: Future Games

Plataforma: PC

Género: Aventura Gráfica

Hi, Hi Dreamers! ¿Cómo estáis? Entre unas cosas y otras he tenido que dejar parado el blog durante todo el mes de mayo y al final me parece que tendré que hacer también algunos cambios.

Pese a ello, desde principios de mes me he venido viciando a un par de entregas que ya tienen sus años; pero ¿qué os voy a contar que ya no sepáis sobre esta sección? Mi pc no es gran cosa y una tiende a entretenerse con poco, a decir verdad. 

Así que empecé a bichear por la red, buscando una nueva oportunidad para el género de las aventuras gráficas ante el fiasco de la última que reseñé y encontré esta vieja gloria. ¿Le echáis un ojo?


Sinopsis:

Samuel Gordon, nuestro protagonista, recibe la trágica noticia de la muerte de su abuelo, William Gordon. Hacía ya doce años que no lo veía, ya que entonces decidió abandonar el castillo donde se alojó hasta los dieciocho años para irse a la gran ciudad. Tras su llegada a Willow Creek, y en el reencuentro con sus familiares, comprueba por sí mismo que la muerte de su pariente no fue precisamente de lo más normal.

Según los indicios, William cayó (o fue arrojado) desde la torre oeste del viejo castillo de la familia, perdiendo la vida al instante en que su cuerpo era golpeado contra las verjas del jardín. Pero, ¿qué o cuál razón fue lo que propició este trágico accidente? Según nos cuentan, su habitación estaba cerrada por dentro y con la llave sin quitar de la cerradura. Estaba solo, y no había forma humana de entrar en el torreón.


Con los amargos recuerdos que vivió en aquel castillo, Samuel se enfrenta a unas recurrentes pesadillas y trastornos, reanimados en su mente al postergar su estancia en Black Mirror, mientras desvela los hechos… ya pertenezcan al presente o al pasado. 


Opinión Personal:

De entrada, la historia empezaba con un golpe de efecto muy visto pero eficaz, al más puro estilo de “Se ha escrito un crimen” y con un ligero toque detectivesco imbuido una pincelada macabra. A su vez, el misterio que rodeaba el posible asesinato del abuelo del protagonista hizo que arqueara una ceja y me atreviese – antes de lo esperado–, a pensar que esta aventura gráfica podría estar bien. Pero eso no explicaba el por qué había pasado tan desapercibida a mis curiosos ojos, siempre dispuestos para un chequeo por la red en busca de nuevas aventuras gráficas al que poder hincar el diente…, en especial tras mi último desengaño. No obstante, para evitar hacerme ilusiones (aunque ya con el fundamento para ellas) decidí avanzar en la trama para probar los diferentes aspectos que ofrecía el juego y que – como algunos sabéis – suelo mencionar por apartados en esta sección.

En primer lugar, los escenarios principales por los que se mueve el protagonista son tanto el castillo de “Black Mirror” como los sitios que están relacionados a él y a sus alrededores. Con cerca de 150 escenarios diferentes que visitar, (más interiores que exteriores) cada uno debería aportar su granito de arena y ahí entramos con lo negativo. Los que seáis de la vieja escuela estaréis al tanto de que las aventuras gráficas desarrollan una historia y unos personajes en un “fondo muerto” (pintado y desprovisto de animación) con el que se puede interactuar gracias a un puntero y a las indicaciones de nuestro protagonista: esto vendría siendo la descripción clásica – y normal – de una aventura gráfica. Pues bien, aunque en los escenarios es donde tendría que residir el atractivo de los gráficos de este videojuego, el equipo de Future Games los descuidó de muy mala manera. Me explico. Aunque en un principio nos vamos fijando en cada hebra de hoja, totalmente fascinados con el detallismo del 2D, a medida que vamos avanzando y nos ceñimos a un ojo más crítico y consabido, los escenarios pierden la gracia al seguir el mismo patrón, así como temática de corte lúgubre.

Si además contamos con que el diseño de los personajes está completamente desfasado, en un “pseudo 3D” de mala calidad, apaga y vámonos. Puestos a comparar, sus movimientos son mecánicos y forzados. No son tan naturales como los del primer “The Broken Sword” o la joya de la corona (de las aventuras gráficas) de este blog, el “The Longest Journey.

Tengo que admitir que la ambientación de esta aventura estaba enfocada a una materia de “terror / suspense”; pero todo eso pierde su punto de apoyo en cuanto uno termina acostumbrándose a ello y, digamos, le pierde el respeto a la calidad del juego… ya sea por guión, escenarios o personajes. Si no hay claroscuros y se continúa en una misma tesitura de principio a fin, te ves venir los supuestos “sustos”… entre otras cosas.

Tal y como ocurría en los anteriores ya citados, (o incluso en el propio “The Broken Sword 2”), si hay algo que está bien cuidado es el apartado del sonido pues tanto la música como los efectos son fieles a lo que quieren mostrar en la ambientación. No obstante queda exento de doblaje al castellano y aunque sí dispone de subtítulos, las voces en inglés son monótonas, faltas de todo sentimiento.



Con respecto a la jugabilidad, creo que basándome en mi experiencia no aporta nada nuevo al género que representa. Hay un cursor con el que indicamos a nuestro personaje qué tiene que hacer y adónde tiene que ir y también tenemos un inventario que reúne todos los objetos con los que interactuaremos a lo largo de la historia. Fácilmente seleccionables gracias al puntero del ratón, con el click derecho identificamos lo que son y con el izquierdo lo escogemos para usar: es el sistema predeterminado en las aventuras gráficas. Cómodo y fácil, sin mayor complicación para los que estamos acostumbrados a la mecánica de esta clase de juegos.

Las pruebas y puzles son entretenidas, unas más complicadas que otras, y amenizan en cierta medida lo tedioso del proceso “investigador”, pareciendo que estén repartidas equidistantemente para dotar de cierto aire respirable a la aventura y disponerse para continuar en ella. He de decir que sin estas pausas, habría dejado el juego antes de tiempo.

En definitiva: si eres de los que están empezando con el género puede que la historia te resulte atrayente y que a pesar de la corta capacidad gráfica lo llegues a disfrutar, pues marcar tus inicios con un clásico ya te hace entrar en materia con buen pie y más preparado debido a su desarrollo y a que la dificultad va in crescendo. Sin embargo, si ya eres un gamer consolidado de las aventuras gráficas, puede que esta sea muy pesada y con un avance lento que no te hace dar más que vueltas y vueltas, tan solo porque no examinaste bien el escenario y tuviste que ir y volver muchas veces.
A una servidora le pasó esto último, y resultó un verdadero coñazo. Además, muy a mi pesar, aún tener un total de seis capítulos para desarrollar la historia o dar algún tipo de giro argumental, me vi venir el final antes de terminar el segundo episodio, cumpliéndose cada premisa que había pensado. Ni el peligro de una muerte (por activar alguna clase de mecanismo o trampa), ni la lejana sub-trama que estaba adherida al hilo principal supusieron la más mínima sorpresa en mí.

Supongo que esto se debe a que ya estoy curada de espanto, que tengo una mente algo cuadriculada a lo que tramas refiere y que contemplar lo más obvio siempre ha sido mi punto fuerte tanto en videojuegos, como también en series, películas y literatura. Por ello, esta aventura gráfica ha seguido la estela oscura de la anterior que ya redacté… me pregunto si habrá alguna otra que pueda llegar a sorprenderme. En fin, supongo que eso está aún por ver…
¡Hasta la próxima!

Premios #2

Hi, hi, Dreamers! ¿Cómo va todo? 

 ¡Ya estamos a las puertas del tedioso verano! ¡Id sacando los flotadores y los helados, porque ya seas costero o peninsular, el calor va a llegar a todas partes tarde o temprano! ¿Y qué estoy haciendo aquí? Pues básicamente dedicarle un poquito más al blog en vistas de que he sido nominada a otro premio blogger. Voy ganando uno por año, al parecer… (xD); pero no me quejo, ¿eh? Si al fin y al cabo esta son las pequeñas cosas que le alegran a una la mañana…

Bueno, os cuento: la administradora de Auxilili estuvo enlazada al reto de “Yo escribo” y se dejó caer por mi blog al estar este registrado entre los muchos que participaron en tal reto. De este modo, y agradeciendo tal nominación a M.A. Álvarez R. por elegirme de entre tantos buenos blogs que hay sueltos por la red, servidora va a contribuir a la causa y seguir con la cadena de Liebster Award. ¿Preparados?

Primero os expongo las reglas, porque sí…, este tipo de eventos las tienen. Os las dejo por aquí, para que los que quedéis nominados por mí podáis copiarlas.
Ahora me tocaría responder las preguntas que miss Álvarez ha compartido. Luego diré mis nominados (que por desgracia no podrán ser con tan pocos seguidores porque los blogs que sigo tienen muchíiisimos) y a esos les plantearé once preguntas: ¡vamos allá!
  1. ¿Cuál es la razón principal por la que decidiste crear tu blog? Entretenimiento. Ya había tenido otro blog, allá por 2007, dedicado a mi pareja; pero me di cuenta de que no podía volver a él sin mancillar esa imagen que le había conferido, pues era más privado e íntimo. Quería un lugar para mí, donde redactar artículos personales, y así surgió este blog.
  2. ¿En qué te ayuda/ha ayudado tener un blog? Soy más organizada (mucho más de lo que ya soy), y anímicamente hablando me ha hecho darme cuenta de que sirvo para muchas cosas que, aún no ser rentables en el mundo laboral,  no me hacen tan inútil como otros piensan o me hacen pensar. El lenguaje HTML, el CSS, la maquetación por Photoshop, Dreamweaver…, supongo que el blog me ha hecho más autodidacta y más emprendedora al estilo “si quieres algo bien hecho, hazlo tú mismo”.
  3. ¿Cuál será tu próximo post?  O bien una reseña de un videojuego, o el final de la historia corta que empecé hace un par de meses, “Looking for Freedom”… lo habéis leído ya, ¿no? (¬_¬)
  4. Y dejando a un lado el tema de los blogs, ¿qué es lo que más de inspira para crear? Sentimientos negativos. Dicho así parece un título sacado de un libro de autoayuda; pero las cosas son como son. Dentro de mí tengo mucha oscuridad: una oscuridad que absorbo de mi entorno y que llega a asustarme por las ideas que plantea en mi cabeza… por eso escribir o dibujar son un medio para combatirla o, en ciertos casos, sobrellevarla de algún modo.
  5. Personaje favorito (vale de todo: libros, cómics, animación, videojuegos…) ¡ Menuda pregunta! ¡Qué difícil! He mirado a mis espaldas, donde quedan mis estanterías, y no hay un solo personaje de lo que veo en ellas que no me guste. Pero creo que me decanto por Aerith Gainsborough, del videojuego Final Fantasy VII.
  6. Si pudieras tener superpoderes, ¿cuál elegirías? Siempre estoy entre dos, la invisibilidad o bien la metamorfosis para poder cambiar físicamente. Me preocupa que ambos estén ligados a un ámbito delictivo… (xD)
  7. Un deseo. Irme a Barcelona y no mirar atrás.
  8. Algo que no volverías a hacer. Dar mi opinión en una reunión familiar: diga lo que diga siempre tengo las de perder.
  9. La peor película que has visto en el cine (la del día ese que incluso te arrepentiste de ir…) El hombre Lobo, película de 2010.
  10. Un libro que abandonaste antes de llegar al final porque ya no podías con él. El santuario, de Anne Rice.
  11. Un libro que recomendarías. La trilogía de Corazón de Tinta.

Blogs Nominados:



Las preguntas:

(A las que debéis responder los nominados)

  1. ¿En qué mundo fantástico te gustaría vivir?
  2. Describe qué tipo de héroe serías.
  3. ¿Tu villano favorito?
  4. ¿Qué es lo más embarazoso que te ha ocurrido?
  5. Si pudieras transformarte en un animal (cualquiera, exista o no) ¿cuál elegirías?
  6. ¿Con qué libro lloraste a mares?
  7. ¿Te gustan los musicales? ¿Por qué?
  8. ¿Qué es lo más complicado que has hecho en tu blog?
  9. Una canción épica.
  10. El primer videojuego al que jugaste.
  11. ¿Por qué la gallina cruzó la carretera?


Y eso es todo.

Con esta clase de eventos me he dado cuenta de que ningún blog de los que sigo tienen menos de cien seguidores y algunos, incluso, ni siquiera tienen el gadgets que lo especifica, así que por eso no me he ceñido a la última regla del premio. La cuestión es hacer que este rule por la blogosfera y servidora ya ha contribuido.

¡Un saludo y hasta la próxima!


Novedades #13

Hi, hi! ¿Cómo va eso? ¿Preparados para salir de vacaciones?

Servidora se queda en casa otro año más, lamentablemente, y fruto de esto he estado pensando en lo que hacer durante el verano, además de escribir enérgicamente.

Ya os recuerdo que el reto de “Write here, write now”, activo desde febrero hasta el año próximo, es uno enfocado más hacia un proyecto personal que queramos sacar a la luz; pero como no todo el mundo tiene interés en él, (al estar más dedicados a los retos de lectura), soy la única que lo ha mantenido y lo actualizo siempre a final de mes.

Por ello, y meditándolo un poco, me he decantado por otro de mis hobbies para hacer un nuevo reto que quizás llegue a gustar a más gente…; aunque con la suerte que tengo, no sé yo. Os paso a explicar lo básico, pero antes ya sabéis lo que toca…

Música épica en tres, dos, uno…

El tema de este reto gira en torno al fenómeno gamer y su finalidad es jugar y terminar un total de cinco videojuegos antes del 30 de Septiembre de 2014. ¡Así de sencillo! No importa el género ni la plataforma que utilicéis: tanto si sois de Playstation, Xbox, Nintendo o PC, todo tiene cabida en este reto.

Si tenéis alguna duda, sentíos libres de preguntar en los comentarios; pero creo que la cosa está bastante clara al ser tan sencilla. ¡Si queréis uniros, adelante con ello!

<a href="http://thedreamtoyggdrasil.blogspot.com/2014/06/Novedades13.html" target="_blank"><img src="http://2.bp.blogspot.com/-VAGBXZS2g4M/U9J7FDbFphI/AAAAAAAAEYg/_evu-FUlJIo/s1600/Summergamer.png"
border="0"/></a>

Lista de Participantes:
  1. Mey-Su, con «The Dream to Yggdrasil»
Preguntas Frecuentes:

  • ¿Dónde hay que apuntarse?
En este mismo mensaje: tan solo tienes que dejarme tu nombre y tu sitio web.

  • En la caja de comentarios dice que no se permite el Spam.
Correcto, no se permite en TODO el blog; pero dada la naturaleza de esta iniciativa solo se podrán poner los sitios webs de cada uno SOLA Y EXCLUSIVAMENTE en esta entrada. Ni que decir tengo que, además, tiene que ser con respecto al reto por lo que nada de poner la dirección web con lo típico de "sígueme" ahí, tal cual. En ese caso, se aplica la misma NORMATIVA del Blog y me veré en la obligación de suprimirlo. (Sorry ó.ò)

  • ¿Hay que seguir tu blog obligatoriamente para formar parte de este reto?
¡Para nada! Si te gusta, me sigues… pero si no es así, ¿para qué hacerlo? (O_o)

  • ¿Tengo que hacer una entrada informativa?
No es necesario, pero se agradece todo medio de difusión, tanto por redes sociales como si quieres realizar un post en tu blog sobre este reto. (^_^)

  • ¿Tengo que demostrar de algún modo que he llegado al final de los juegos? 
No es necesario. Yo normalmente siempre realizo una reseña tras terminarme uno para dar mi opinión; pero como no todo el mundo podría tener la misma dedicación y este reto, mismamente, es para divertirse durante el verano, no hace falta.  Ahora, si queréis sumaros a hacer reseñas o tomar alguna captura de pantalla, ¡bienvenidos seáis!

  • ¿Algo más?

     ¡Llevarte el banner! Indispensable si otros quieren formar parte de él. ¡Tan solo tienes que copiar el código de la caja y colocarlo en tu blog! ¡Cuantos más seamos, mejor! ¿Quién sabe? Lo mismo dentro de un tiempo escuchamos algo sobre un escritor novel que ha terminado uno de sus trabajos, y todo gracias a este reto insignificante. (xD)


Looking for Freedom #4



Cada paso que avanzaba se hacía más insoportable. No por el hecho de sentir las uñas de mi futura esposa clavarse en la mano que sostenía la suya de manera elegante durante el trayecto al altar, sino por lo que me esperaría de ahí en adelante.

Era consciente de que Lady Lenea estaba disfrutando con ese dolor punzante y estaba seguro que en la noche de bodas ese mismo se multiplicaría, tanto para compensar el que estuviera controlándose como para no quebrar esa imagen de mujer recatada, adoradora de La Fortuna, frente a la multitud de invitados allí presente. Todas las mujeres de los Bellegard eran unas sádicas, unas martirizadoras, y no necesitaban emplear la fuerza para demostrarlo: sus ardides, impregnados en el perfume de la seducción, habían domesticado y sometido a los hombres que cayeron presa de sus encantos y ahora no eran más que títeres sin más voluntad que la de contentar a sus amas.


Por desgracia para mí, un potrillo desbocado y sin control alguno, había supuesto un objetivo a tener en cuenta para la larga lista de pretendientes. Pero lo que hizo ceder la balanza fue el hecho de que la morena en cuestión se encaprichó de mí en cuanto descubrió el romance que mantenía con su único hermano. Cada vez que recordaba el primer momento que la vi, al abandonar la habitación de Hole para deslizarme por las sombras hasta las caballerizas de los Bellegard, maldecía mi propia suerte. ¿Qué demonios hacía en los pasillos, a tan altas horas de la noche? No me lo esperaba y quizás fue mi rostro, enmarcado por la sorpresiva situación en la que me vi envuelto, lo que afianzó el deseo de esa depravada. 

Con ello, y mientras yo disfrutaba de la cálida compañía de Hole bajo las sedosas sábanas de un ardiente lecho, meses después Lady Lenea removió tierra y cielo para hacer que los Bellegard y los Faramond de Harifell se unieran mediante nuestro enlace matrimonial. Enlace al que la bruja de madre no se opuso, claro está. ¿Cuándo se le volvería a plantear una oportunidad así para librarse por fin de mí y, a un mismo tiempo, recibir una suntuosa fortuna compartida? Dos pájaros abatidos de una sola pedrada.

Sintiendo el peso de la esfera rojiza en el bolsillo de la casaca, mantuve mi mirada al frente, sobre el sacerdote, acumulando mi rabia para desatarla en el momento preciso. Si aquella bola de cristal era mi única salida, la utilizaría aún sin conocer las consecuencias que desatarían mis actos. Pero llegados a ese punto, tampoco me importaba demasiado. Y así el final se acercaba, debiendo culminarse con esas palabras que durante los muchos ensayos me obligaron a pronunciar, una y otra y otra vez.

- Yo, Varick Faramond de Harifell… - tomé la espada que se me tendió, manteniendo mi rostro sereno, neutro, para alzarla ante mis ojos y girarme a mi prometida. Juro solemnemente…

Llevé la mano libre al lateral de mi casaca, rezando para que aquello funcionara, e introduje la punta de los dedos en el bolsillo para hacerme con la esfera, al mismo tiempo que ofrecía una tenue sonrisa a mi compañera, quien quizás pudo verla un solo instante. Turbándose su expresión, que fue de la victoria al horror, cuando separó sus labios en pos de impedir mi acción continué, alzando la voz:
- … ¡ser único dueño de mí mismo!

Arrojando la esfera al suelo, descargué un corte hacia la misma para quebrarla, desatándose al instante una espesa nube rojiza que llenó toda la sala. Sin saber bien adónde iba, me escabullí entre empujones hasta que logré salir del templo espada en mano. Dejando atrás los gritos iracundos, temerosos y desconcertados de todos los de su interior, y casi pudiendo escuchar el alarido de molestia de madre, chasqueé la lengua y sonreí de soslayo. No había vuelta atrás.

Adentrándome en calles humildes, y dejando poco a poco el caos desatado del Barrio Marítimo, legué mis ornamentadas y pesadas ropas en la calle para quedarme con lo necesario. Al llegar hasta el Distrito del Muelle sabía lo que debía hacer: buscar al único hombre que podía ofrecerme un pase naval o comercial con el que salir de la ciudad…, el único hombre, de hecho, que al morir padre continuó ofreciéndome su maltrecha taberna como un lugar de respiro, una zona neutra donde poder descansar mis oídos de las insistencias y reclamaciones de la arpía que tenía como madre.


- ¡Coke! – Le llamé nada más entrar en el local, buscándole con la mirada al dirigir esta a la barra y, por fortuna, encontrarle tras ella. No había demasiada clientela. - ¿Sigues teniendo esos contactos tuyos en el puerto?
- Por las bragas de La Fortuna, muchacho, ¿son esas maneras de entrar aquí?... - Inquirió el hombre, de avanzada edad, dejando las tareas de limpieza para apoyar sendas manos en su oronda cintura. - ¿Te parece esa forma de pasearte por las calles? ¿Y tu ropa? ¿Acaso no tenías una boda...?
- ¡No tengo tiempo para responder tonterías! ¡Ya me estarán buscando! Si ella dispone de buenas luces no tardará en mandar a alguien hasta aquí, Coke. - Insistí, cerrando la puerta de un puntapié para correr y saltar por encima de la barra, llegando entonces hasta él para tomarle de los hombros. - ¡Necesito salir de la ciudad cuanto antes...!
- ¿Chico, no podías habérmelo dicho hace meses?
-  ¡Hole me ha dado una única oportunidad, y es Ahora!

Con cierto pesar, casi viendo la negativa en sus ojos, éstos no tardaron en deslizarse hacia sus parroquianos. Habiéndose hecho el silencio en el lugar desde mi precipitada llegada, el tiempo pareció quedar comprimido y la única muestra que tenía de que éste seguía corriendo era la respiración que notaba en el pecho del tabernero.

Finalmente, uno de sus feligreses se alzó de entre las mesas del fondo. Su figura, encapuchada, delgada y alta, se mantenía oculta en las sombras rodeada por un selecto y pintoresco grupo de variedad racial, de entre los que destacaban un alado de plumas oscuras y un pequeño reptiliano, de mirada vidriosa, ambarina e inteligente. La figura se movió con paso elástico, emergiendo hacia la luz que se filtraba por las ventanas al tiempo que los suyos se levantaban de sus asientos, con el clásico rechinar de los taburetes al ser arrastradas sus patas por el suelo.
- ¿Tal es la urgencia del reclamo…? – Preguntó el bípedo reptil, que cubierto con una modesta muda de escribano se deslizó junto al encapuchado para apoyarse en un báculo de madera: puro ornamento, en vistas de que la criatura podía andar con normalidad.
Chillona y ahogada, su voz pareció promover burlas y risillas disimulas entre los que no pertenecían a la agrupación; pero lo que sí  correspondían a ella dirigieron sus miradas a los focos ofensivos para silenciarlos, imponiéndose como respaldo de la educada criatura.
- Según libro de cuentas, necesitar nuevo mozo de camarote que poder ayudar a Peekins. – Continuó diciendo, alargando su escamosa diestra a los pliegues de la túnica del encapuchado para llamar su atención, antes de mirarme. - ¿Poder comprometerse? ¿Saber leer y escribir? Tarea de Peekins muy importante.  – De nuevo regresó la vista hacia la figura oculta que se mantenía a su lado, sin esperar una contestación por mi parte. – Peekins no poder contar con otros…

Parpadeando, liberé a Coke poco a poco para caer en la cuenta de lo que allí se estaba tramando: eran una tripulación, o al menos lo parecían, y la figura que captó mi atención debía tratarse de su líder. De no ser así, desconocía el por qué la criatura reptiliana le instaba a contemplar la viabilidad de su petición; aunque, más que eso pareció que le estuviera pidiendo permiso.

Entonces, sin previo aviso y haciendo enmudecer a su subordinado, se desprendió de la capa y me la arrojó, descubriéndose así una mujer de cabello azul oscuro y mirada penetrante, en verde agua.
- Ya le has oído. – Comenzó, decidida y áspera, con cierta frialdad inherente en sus bellos y delicados rasgos faciales. Debía ser de las tierras del norte. - ¿Aceptas?
- ¿Aceptar qué?
- Coke, tu chico no es muy listo.

Las risas disimuladas del grupo se apaciguaron en sentidos segundos, justo cuando el tabernero se mesaba la barba y comprimía una sonrisa melosa como respuesta a la peli-azul.
- Necesitan un marinero más para su nave, Varick. - me explicó, mesurado, dejando caer la información en un susurro por mi oído en tanto la mujer me mantenía la mirada. Casi me sentía congelado en el sitio. – Ya sabes que ser parte de una tripulación te ahorra el papeleo…
- Sí, pero ¿a cambio de qué…?
- ¿Qué importa eso...? ¿No querías salir de la ciudad cuanto antes, muchacho?




|| Hi, hi! Después de un tiempo sin actividad en el blog, ya he retomado esta historia. He decidido cortarla aquí, en vistas de que son unos personajes que van dentro de un proyecto, por lo que no puedo desvelar mucho más.

Os recuerdo que en la sección de "Historias Cortas" aparecen otros de mis futuros proyectos, tanto los que no están empezados como los que sí..., por lo que, ¿quién sabe si saco mi siguiente novela y son mencionados en ella a los que ya conocéis?


¡Espero que os vaya gustado! ||